El Blog de Perelada

Usted está aquí

Perelada confía a RCR la construcción de su nueva bodega

Jue, 06/15/2017 - 15:53

· La división de vinos y cavas del grupo empresarial de la familia Suqué-Mateu invierte  30 millones de euros en un proyecto que persigue la excelencia de sus vinos y se propone llevar su marca y la DO Empordà a una posición de referencia tanto dentro como fuera de nuestro país.
· Los arquitectos olotenses, premiados con el prestigioso Pritzker, han concebido un edificio singular, totalmente integrado en el entorno y pionero en Europa en términos de sostenibilidad.
· Se prevé que las obras, que se pondrán en marcha este mismo mes de junio, finalicen en 2019. Las nuevas instalaciones ocuparán una superficie de 18.200 m2 y tendrán una capacidad de producción que superará los dos millones de botellas de vino al año.

 

La nueva bodega de Perelada Vinos y Cavas from Perelada on Vimeo.

 

Barcelona, junio de 2017.- Perelada Vins i Caves inicia la construcción de su nueva bodega, un ambicioso proyecto que marcará un hito tanto para la compañía y sus vinos de alta calidad como para la DO Empordà y para el que ha contado con el despacho de arquitectos RCR.

La decisión de construir una nueva bodega responde a los valores que han sido los pilares de la empresa desde los orígenes: la vocación de hacer grandes vinos de calidad y la convicción de apostar por la experimentación y la innovación. También es la culminación de una historia de amor que desde hace un siglo une la familia propietaria de la compañía y el Empordà.

El proceso de concepción de la nueva bodega dio comienzo cuando la familia Suqué-Mateu – propietarios de Perelada– confió en la intuición del estudio RCR y la pureza de su arquitectura, basada en el respeto por el paisaje preexistente y en priorizar la vertiente emocional y experiencial del espacio resultante. "Desde el principio, nuestro diálogo con RCR fue fluido y tuvimos la certeza de que algún día llegaríamos donde estamos ahora. El hecho de encontrarnos a punto de empezar las obras de lo que será una bodega pionera e innovadora es una ilusión y un orgullo, pero también una responsabilidad y un reto, no solo porque supone un gran salto adelante en la búsqueda de la excelencia en el vino sino también porque queremos situarnos a la vanguardia en arquitectura y sostenibilidad", explica Javier Suqué, presidente de Perelada Vins i Caves.

El estudio olotense, integrado por Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramon Vilalta, ha ideado un proyecto guiado por la voluntad de integración plena en el entorno y de crear un edificio atemporal y, a la vez, dotado de una fuerte personalidad. La nueva bodega de Castell de Perelada entrará en funcionamiento en 2019 y pretende ser la primera de Europa en contar con la certificación ambiental y energética LEED® BD + C, un sello desarrollado por el US Green Building Council que acreditará la sostenibilidad y alta eficiencia de su diseño y construcción. "Con la nueva bodega nos proponemos crear un edificio singular a partir de una arquitectura que se apoya en una concepción firme y global que busca conexiones entre el exterior y el interior y que permitirá conseguir una imagen única y propia que identificará tanto el proyecto como los vinos de Perelada", afirma Rafael Aranda.

La proyección internacional de los vinos de Perelada y el despegue definitivo de la DO Empordà

Desde su fundación, la ambición de Perelada Vins i Caves ha sido reflejar la personalidad, la heterogeneidad y el enorme potencial vitivinícola de su tierra. El principal motivo del éxito de los vinos de Perelada, bodega líder de la DO Empordà, ha sido precisamente esta aspiración de sacar el máximo potencial del territorio donde se encuentra y sus condiciones geoclimáticas, consiguiendo una gama equilibrada y completa de vinos con un carácter muy definido que son capaces de transmitir desde la copa el paisaje que les ha visto nacer.

La concepción del espacio interior también supone un reto desde el punto de vista arquitectónico ya que la ausencia de pilares hará posible que una edificación de 18.200 metros cuadrados sea totalmente diáfana, lo cual favorecerá la secuencia lineal y sin interrupciones del flujo de trabajo, un
aspecto primordial para los impulsores del proyecto. Otro rasgo relevante será el de las grandes entradas de luz que iluminarán naturalmente la totalidad de la nave.

Las nuevas instalaciones tendrán capacidad para dar entrada a 2.700.000 kg de uva y para producir cerca de 1.900.000 litros de vino y 2.240.000 botellas. Al mismo tiempo que la producción, la divulgación de la cultura del vino y la venta del producto adquirirán una gran importancia, convirtiendo la bodega en un equipamiento emblemático de interés enoturístico enfocado a degustaciones, visitas y oferta de ocio.

Así pues, en el marco del programa funcional compartirán estructura una gran nave y sus imponentes tinas con un espacio público para los visitantes. La bodega dará cabida a diferentes ambientes y ha sido diseñada para propiciar que su recorrido siga el flujo de trabajo, consiguiendo que durante la visita a Perelada se pueda apreciar con todo detalle el proceso de elaboración. En el área de producción se encontrarán tres bodegas diferenciadas: la de los vinos blancos y tintos, la de vino de fincas y la dedicada al vino de la finca Garbet y los vinos experimentales, donde todo el proceso tendrá un cariz más artesanal.

La primera bodega de vinos construida con la certificación LEED® BD+C de Europa

LEED® (Leadership in Energy & Environmental Design) es un sistema de certificación de edificios sostenibles, desarrollado por el U.S. Green Building Council, que se basa al incorporar en los proyectos aspectos relacionados con la eficiencia energética, el uso de energías alternativas, la mejora de la calidad ambiental interior, la eficiencia del consumo de agua, el desarrollo sostenible de los espacios exteriores y la selección de materiales. Esta certificación, de uso voluntario, tiene como objetivo avanzar en la utilización de estrategias que permitan una mejora global en el impacto medioambiental de la industria de la construcción.

El alcance de la certificación LEED® BD+C (Building Design and Construction) que pretende conseguir la nueva bodega de Perelada incluye el nuevo centro de producción, la rehabilitación de los edificios de “la Granja” y los exteriores de la parcela, con un cultivo de uva de dos hectáreas.

Hay que destacar que todo el diseño arquitectónico ha sido pensado para reducir el consumo energético del edificio. Tanto la bodega como “la Granja” contarán con un nivel elevado de aislamiento térmico. Además, los cimientos de la bodega se utilizarán para obtener energía geotérmica: los pilotos harán de intercambiadores térmicos con el terreno, lo que reducirá considerablemente los consumos energéticos de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria.

Otro de los puntos clave del diseño sostenible del proyecto es la gestión del agua de lluvia mediante un depósito pluvial y una red de drenaje que facilita la infiltración del agua hacia el subsuelo dentro de la propia parcela, favoreciendo el ciclo hídrico natural y reduciendo tanto el consumo de agua potable como la saturación del alcantarillado y las depuradoras en caso de lluvia.

El planteamiento sostenible también está presente en los exteriores de la parcela, maximizando el espacio abierto con suelos permeables y de sombra con especies vegetales autóctonas o adaptadas al clima mediterráneo. El proyecto también incorpora criterios ambientales en cuestiones como la
selección de materiales o la calidad del aire interior.

Sobre Perelada Vins i Caves

Fundada en 1923 por Miquel Mateu i Pla, Perelada Vins i Caves revitalizó la tradición vinícola del Empordà desde sus orígenes. Una cultura del vino que en Peralada se remonta al siglo XIV cuando los frailes carmelitas del Convento del Carme producían vino para abastecer a toda la región.

Gracias al esfuerzo de tres generaciones de la familia Suqué-Mateu que plantaron y adquirieron viñas seleccionando las mejores fincas de la comarca, formando un equipo de enólogos de gran prestigio e invirtiendo en desarrollo e investigación, Perelada ha podido construir una oferta de gran personalidad capaz de satisfacer a los gourmets más exigentes y aprovechar al máximo la enorme riqueza vitivinícola del Empordà.

Hoy en día, Perelada se ha consolidado entre las bodegas de mayor calidad, carisma y tradición de nuestro país y ha permitido que el Empordà, la región vinícola más antigua de la Península Ibérica, haya experimentado un espectacular resurgimiento.

www.perelada.com

Sobre RCR

Taller creativo de arquitectura nacido el año 1988 en Olot de la mano de Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramon Vilalta.

Reconocimientos:
· Pritzker Architecture Prize 2017
· Médaille d'Or de l'Académie d'Architecture Française 2015
· Chevalier de l'Ordre des Arts te desde Lettres de la République Française 2008-14
· International Fellows by the Royal Institute of British Architects (ORILLA) 2012
· Honorary Fellows by the American Institute of Architecture (AIA) 2010
· Premio Nacional de Cultura en Arquitectura de la Generalitat de Catalunya 2005

www.rcrarquitectes.es

La tierra marca

Conoce la heterogeneidad de las tierras del Empordà